Contenido:
Redes Sociales:
  

Cómo preparar tu casa antes de alquilar.

Por Nieves Archilla De Monapart Madrid  15/01/2020 Si vas a poner a la venta o alquiler una casa y quieres hacerlo al mejor precio posible y en el menor tiempo posible, tienes que enamorar sí o sí.
Y es que no es lo mismo ver una casa de dos habitaciones y un baño, sin más, que un espacio acogedor con cortinas de lino y sofá azul, igual que el de la revista de decoración que viste el otro día. No es lo mismo. Para enamorar, no puedes aspirar solo a entrar en los filtros de búsqueda de un portal inmobiliario y cruzar los dedos para que hagan clic en tu anuncio. Porque con toda probabilidad la lista de casas que entran en esos mismos filtros de búsqueda, sea laaaaarga. Tienes que dar un paso más, conseguir que tu casa destaque frente al resto, que  transmita emocionalmente, y que se enamoren de ella cuando decidan visitarla. Los inversores inmobiliarios, grandes y pequeños, ya lo saben y acuden a profesionales de la arquitectura, reformas, decoración… para rentabilizar al máximo la vivienda que ponen a la venta. ¿Y tú? ¿Qué puedes hacer para transformar tu casa en una vivienda bonita? Te contamos algunas técnicas para cubrir distintas necesidades y distintos presupuestos. 1. Dar un toque a lo ya existente: Tu casa está en buen estado pero llena de recuerdos de tus vacaciones, de juguetes, quizás algún mueble anticuado o ¿muchos muebles de hace mil años que se han ido acumulando en tu casa-almacén? Seguro que una larga lista de cosas que no usas y que siguen por ahí porque te da tanta pena tirarlas... Aquí será necesario recurrir a lo más básico: ordenar lo que hay, simplificar al máximo la decoración, reducir los elementos más personales de la vivienda y eliminar los elementos que no sean realmente necesarios (funcional o estéticamente). Con estos pequeños toques facilitarás que tu casa se vea amplia, despejada y que alguien pueda imaginarse viviendo ahí. En resumen, una buena dosis de Marie Kondo.
2. Decoración exprés: Si la vivienda está vacía o con muebles muy desactualizados, recurre a una decoración exprés para dar calidez a un espacio frío o nueva vida a un espacio que se ha quedado anticuado. Puedes hacerlo tú mismo/a o recurrir a un profesional del home staging, una técnica que año tras año va ganando más adeptos en España en los procesos de venta de viviendas de segunda mano. Con esta técnica puedes solucionarlo de forma muy económica, ya que se pueden aprovechar los elementos ya existentes de la vivienda y transformarlos, así como jugar con el alquiler de mobiliario para minimizar costes. Hay puntos más básicos que entran dentro de lo imprescindible, como es pintar la casa (siempre en tonos neutros, que multiplique la luminosidad del espacio) y arreglar pequeñas averías obvias y visibles (¡no le des razones al comprador para que sume en su cabeza una lista de arreglos a realizar, negociará el precio a la baja!). Y hay también muchas soluciones low cost para mejorar la percepción de elementos desgastados o anticuados: aplicar pintura esmaltada sobre los azulejos viejos,  papel pintado para dar un toque especial a una pared vacía, vinilos de suelo para disimular unos azulejos dañados, cambiar la cortina de la ducha o el espejo del lavabo, los tiradores de los armarios de la cocina, repintar con pintura a la tiza un mueble anticuado y oscuro con tonalidades más ligeras (puedes ver algunas ideas en este artículo). Un consejo, si tienes que elegir a qué dedicar mayor presupuesto, pon mayor foco en la cocina y el baño, es en lo que más se fijan los compradores e inquilinos.
3. Reformar: ¿Es una casa heredada o no se actualizada desde los ochenta o noventa? Entonces lo ideal es realizar una reforma completa para evitar caer en una venta o un alquiler por debajo del valor de mercado. Dicen que rehabilitar una casa puede aumentar el valor de tasación entre un 15% y un 17% adicional al coste de la obra. Pero siempre es más fiable comprobarlo tú mismo: entra en un portal inmobiliario y analiza los precios de otras viviendas de tu mismo barrio, comparando casas reformadas y sin reformar. Descender a la casuística exacta de tu tipo de casa y tu barrio, te dará una idea más exacta. Según un estudio de Habitíssimo los elementos que más valoramos de una vivienda son (en este orden): La luz de las estancias Una cocina espaciosa y reformada Eficiencia energética Nuevas tecnologías y domótica Instalaciones adicionales (piscina, pista de pádel, gimnasio) Baños reformados y amplios En varios de estos puntos se ve indirectamente la tendencia generalizada a buscar espacios más diáfanos en la vivienda. Tirar tabiques para eliminar pasillos largos y ampliar salón, armarios empotrados para huir de espacios de almacenaje a la vista, solucionar dormitorios reducidos o mini-cocinas… Tenlo en cuenta a la hora de valorar hasta qué punto reformar integralmente tu casa o concentrarte en algunas estancias.
4. Recreación 3D de la reforma: Si no dispones del presupuesto necesario para acometer estas reformas, puedes acudir a los renders 3D para mostrar de forma muy realista, con calidad fotográfica, cómo quedaría la casa una vez rehabilitada. De este modo el ejercicio de imaginación que se pide al futuro comprador de la casa es menor, y esa primera “mala” impresión queda suavizada. Por extensión, se minimiza también la posibilidad de negociaciones de precio muy a la baja. Eso sí, es muy importante que incluyas en tu anuncio, después de estos renders, las imágenes actuales de la vivienda, para que el interesado sea consciente en todo momento de la realidad que encontrará al visitar la casa.
Ya conoces todas las opciones para conseguir que tu vivienda suba varios escaños y se una al club de las viviendas bonitas, para que enamore y se venda o alquile en el menor tiempo posible y al precio óptimo. Ahora te toca a ti. ¿Qué opción encaja mejor en tu caso? ¿Lo haces por tu cuenta o a través de una agencia inmobiliaria? En Monapart podemos asesorarte, colaboramos con profesionales que pueden encargarse de convertir tu casa, en una vivienda bonita. Cuéntanos, ¿podemos ayudarte?.